jueves, 15 de marzo de 2012

Nou Barris, ¡hemos cerrado todas las sucursales de la Via Júlia!


Hoy un numeroso grupo de afectados nos hemos reunido ante la sucursal de La Caixa de Via Júlia núm 84 en el distrito de Nou Barris.
No hemos tenido la suerte de poder hablar con ningún empleado, porque han decidido no abrir sus puertas. Las aproximadamente 50-60 personas que allí nos encontrábamos no hemos parado de reclamar nuestro dinero y hemos realizado tareas de divulgación e información sobre la Estafa.
Algunos compañeros han sido entrevistados por el diari El Punt y han podido explicar su situación.
Hemos decidido recorrer el amplio paseo de la Via Julia para dirigirnos hacia la sucursal más importante de la zona, en la Pl.de la República como han bautizado los compañeros de la Assemblea de Nou Barris a la antigua Pl. Llucmajor y a los que desde estas líneas agradecemos su colaboración y participación en ésta nuestra causa. Durante el recorrido, además de distribuir muchas octavillas, no hemos tenido ningún reparo en deternos ante las diferentes sucursales de otras entidades bancarias, las estafadas hemos reclamado lo nuestro ante Caja Madrid, Catalunya Caixa, otras sucursales de La Caixa… porque TODAS han estafado por igual, y TODAS habían decidido cerrar sus puertas antes de nuestro paso.
Una vez en la Pl. de la República y decididos a entrar para poder hablar con algún empleado sobre nuestra problemática, exponer nuestra situación y dialogar con el fin de buscar una solución, nos hemos encontrado que ¡TAMBIÉN HABÍAN CERRADO! Allí hemos decidido seguir con la difusión y descubriendo cómo no, más casos de gente afectada que hasta hace poco lo desconocía.
Tras comunicar los próximos eventos y felicitarnos por el éxito de la convocatoria, las estafadas hemos decidido concluir la concentración, satisfechas con la labor realizada y decididas a seguir así, ¡no cesaremos!
Por último, destacar que un grupo reducido nos hemos dirigido hacia la Asamblea de la Comisión Laboral de Nou Barris, dónde los compañeros nos han facilitado la palabra, hemos podido hablar ante los allí congregados y dar a conocer nuestra lucha. ¡MUCHAS GRACIAS!
¡Ah! Por el camino, al ver que alguna entidad había decidido abrir de nuevo sus puertas, estos pocos no hemos tenido ningún inconveniente en entrar a Catalunya Caixa a informar a sus clientes, una vez allí y de manera pacífica hemos preguntado al director si tenía alguna solución a nuestro problema, él de buenas maneras se ha negado a atendernos por “encontrarse trabajando” pero ha reconocido nuestro problema y ha admitido las presiones que recibe por parte, tanto de los afectados como de sus superiores. Realmente creemos que se debe encontrar una solución a este problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada