domingo, 16 de septiembre de 2012

Carta de Anabel, la hija de Emilio Fernández víctima de la banca y fallecido a la edad de 53 años

A los asesinos de mi padre

Quiero que sepáis el daño que nos habéis hecho, por eso os escribo para que sepáis que con la crisis de complice habéis destruido una vida y una familia.
Mi padre Emilio Fernández Rodriguez era una persona de una calidad humana excepcional, no le conocías y por eso os ha dado igual destruirlo.
Quiero también haceros saber el daño que le habéis hecho a una persona de 53 años en situación de paro prolongado y con su mujer en su misma situación, robando los ahorros de toda una vida y haciéndolo sentir desnudo ante la vida. No solo le robasteis el dinero, sino que también la sonrisa y por último la vida.
Imaginaros que tengo una tienda y que llega el verano, tengo mucho stock de lana y viene una señora mayor que no sabe leer una etiqueta de composiciones y me comenta que lo único que me pide es que la prenda que adquiera no contenga lana porque es alérgica. La opción humana es que dedique todo mis esfuerzos en asegurarme que la petición de esta señora se va a cumplir para no hacerle daño. La opción egoísta es venderle el sobrante de stock de lana sin importarme las consecuencias que eso tenga sobre ella. Eso habéis hecho solo que mi padre no solo ha tenido una erupción provocada por una alergia, sino que el producto era tan tóxico que lo habéis matado.
En ocasiones le decía; Papa anímate, tienes tus hijos que te van a ayudar en todo, hay personas con este mismo problema, que no tienen ayuda de nadie, y el siempre me decía que era también por esas personas por las que estaba preocupado. Imaginaros la calidad humana de mi padre, no solo le entristecía su situación, sino las de todos los afectado por esta estafa bancaría. Y es que señores, es de desecho humano lo que habéis hecho, habéis vendido a millones de personas alergicas a vuestro producto, algo que les esta robando la alegría. Ancianos que contaban con unos ahorros para hacer mas llevadera la jubilación. Les habéis robado la tranquilidad de después de estar luchando toda una vida, poder descansar y disfrutar de lo que durante años de trabajo y sacrificio no pudieron.
Personas con indemnizaciones provenientes de desgracias, indemnizaciones que los iban a quitar el dolor pero si ha proporcionarles pequeños momentos de descanso.
Como en el caso de mi padre, parados con edades complicadas para reincorporarse al mundo laboral, que sentían alivio al pensar que por lo menos podían contar con el dinero de sus despidos para que cuando llegase el cumpleaños de sus hijos, poder seguir haciéndoles un pequeño regalo.
Mi padre siempre me decía, que lo peor de que le hubiesen estafado, no era el dinero que el necesitase, porque a el lo que le hacía feliz era pescar e ir a la montaña y eso era gratuito. A el lo que le preocupaba era que siempre había podido proteger y ayudar a sus hijos cuando habíamos tenido problemas, y que ahora lo habían dejado desamparado y con la sensación de que ahora seríamos nosotros los que tendríamos que ayudarle a el, y eso para una persona como mi padre acostumbrado a luchar con la fortaleza de un carro de fuego por sus hijos, ha sido su perdición.
Os pido a todos los afectados que sigáis luchando por mi padre, hasta que el dolor me permita seguir yo con su lucha.
A los asesinos, os deseo que ya que no vais a tener veinte años de cárcel por cada vida que habéis destrozado, al menos tengáis lo que os queda de vida la mayor de las infelicidades, espero que vivais muchos años de dolor, ya que vosostros  habeís hecho que mi padre no pueda vivir muchos años de felicidad.
Papa te amo
Tu hija Anabel



AVISO LEGAL

Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de la web tales como artículos,noticias, mensajes, gráficos, archivos de imagen, fotografías, software, así como del código y scripts internos del portal (excepto en aquellas páginas que indique lo contrario), salvo nuestra autorización expresa. Las presentes Condiciones Particulares y, en general, la utilización de la política de hiperenlaces de este sitio se rigen por las Leyes españolas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada