miércoles, 13 de febrero de 2013

PREFERENTES Y CREDITOS HIPOTECARIOS, LA MISMA ESTAFA


Nadie podría imaginar que, el primer aniversario  de la creación de Estafabanca,  estaría tan cerca de  un acontecimiento  tan  triste, el suicidio de Francisco José L.M de  Villafranca de Córdoba,  víctima de un desahucio criminal por parte de  Caja Sur y Caja Badajoz, entidades con las que  mantenía una deuda hipotecaria de 25.000 euros. El acoso y la persecución inmoral de ambas entidades con este deudor de buena fe,   indujeron a  que Francisco José se arrojarse desde el cuarto piso de su inmueble  poco tiempo después de  haber dejado  a su hija en el colegio. Francisco José murió en el acto dejando esposa y una hija de 8 años.
No era la primera vez que intentó acabar con su   vida, tiempo atrás se rajó el cuello frente a la entidad bancaria  expresando con este gesto la situación tan trágica que vivía. Ni el apoyo  psicológico que recibió  por parte del psicólogo de la plataforma  a la que pertenecía, ni su familia, sirvió para  acabar con su desesperación.
Los bancos, auténticos depredadores financieros sin escrúpulos en esta economía capitalista, han llevado a la desesperación y al suicidio a muchas personas a quienes colocaron  todo tipo de productos bancarios para atrapar su dinero. Estas situaciones que ellos mismos diseñaron, es obvio que les ha favorecido   de forma unilateral. El ofrecimiento  de hipotecas de forma indiscriminada asegurando que la vivienda nunca bajaría de precio, la colocación de Participaciones Preferentes, Deuda subordinada, swaps etc,    y  el apoyo de   las instituciones  que los protegen, está dejando a los bancos  sin responsabilidad alguna   ante  este espiral de suicidios y estafas generalizadas.












Es evidente que actuaron para que toda la sociedad dependiera  de ellos,  a los que tenían  ahorros les colocaron productos de riesgo para atrapar su dinero, y a los que carecían de ellos,  les colocaron créditos hipotecarios. Fue  la  fórmula consensuada entre bancos, CNMV y  Gobierno de España,   para hacer frente al debacle  económico   que se les avecinaba.
Aseguramos sin temor a equivocarnos,  que tanto los créditos hipotecarios que concedieron, como la colocación de Participaciones Preferentes,  es  la misma estrategia para perpetrar  idéntica estafa.      Conseguir  una soberanía  financiera entre las capas medias y bajas de la población, les ha permitido nutrirse con dinero ajeno y especular  con intereses de usura con los hipotecados que  han perdido  un  bien de primera necesidad, su vivienda.
En cualquier caso, ambos grupos hemos sido carnaza para los bancos y estamos  financiado su mala gestión y pagando muy caro su  incompetencia  bajo la complicidad absoluta de todas las Instituciones, incluido el FROB.

Luisa Vicente Santiago

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada