martes, 13 de noviembre de 2012

“MISERERE” POR LA PRENSA


La prensa al servicio de los facinerosos es  corresponsable de esta crisis

Soy una estafada más al igual que vosotr@s y  de las miles que hay en nuestro país  por las participaciones preferentes y la deuda subordinada de “La Caixa, ahora Caixabank.  Dicha entidad me engañó  falsificándome  la firma en el contrato para  ocultarme  los riesgos de este producto financiero que venían indicados en el tríptico. Hay abierto un proceso penal  contra la entidad y hasta el momento, dos personas están imputadas.
Este hecho no ha salido en la prensa convencional por tratarse de una estafa  cometida por un banco con gran  poder factico en Catalunya. Salvo El País, ni La Vanguardia, ni El Periódico, ni El Punt  Avui  publicó  la noticia a pesar de escribir  cartas a todos ellos denunciado el hecho.
Al descubrir  Es Hora, propuse a su director, Valentín Oyarzabal, sacar la noticia y a la semana siguiente se publicó en una página entera.  Me ofreció además el semanario  para difundir  el expolio de los bancos con  los ahorros de la tercera edad. Desde ese momento y en  nombre de la Plataforma Estafabanca,  he colaborado regularmente  para divulgar  que  tanto el Gobierno, como la CNMV,  como  los bancos, como el FROB,  han  llevado al borde del abismo a miles de personas  a causa de la mayor estafa de la banca en la  historia  de este país. 

Foto de Valentín Oyarzabal














Esta  información  ha ayudado,  junto a las protestas continuas en la calle de los afectados en todo el país, a dar notoriedad y difusión a una noticia que han  ocultado  muchos  de los medios, sobre todo al principio de airearse este descalabro financiero.
Cualquier persona que  quiera divulgar  irregularidades o reivindicar causas sociales,  tiene en este semanario  la misma oportunidad que yo, porque  “el periódico Es Hora es el único informativo que apoya sin ningún tipo de interés a todos los que luchen por un cambio integral a favor de la justicia y la solidaridad global”














Los periódicos  “al uso”  adolecen de transparencia y  complicidad con el pueblo, porque  determinados intereses les condicionan a pactos de silencio  para  ocultar verdades incómodas que destaparían  las corruptelas de las instituciones, los políticos y los banqueros. Esta coalición con los medios  aniquila y amordaza la libertad de expresión y los convierte en coparticipes de las tropelías de los que nos desgobiernan. Al  mismo tiempo obligan  indirectamente al resto de la prensa, a actuar de la misma manera  para asegurar su supervivencia y no morir en el intento.

El caso del periodista griego  Kostas Vasevanis, ha dado la vuelta al mundo al ser detenido y enjuiciado por  publicar “la lista Lagarde” con datos de 2000  titulares griegos de cuentas bancarias en Suiza. Esta lista estuvo  durante dos años  en manos de las autoridades griegas que jamás investigaron si podrían tratarse de evasores fiscales. Este hecho confirma  que la libertad de expresión se considera un delito cuando existen facinerosos  dispuestos a  presionar mediante subvenciones enmascaradas como campañas de publicidad,  para  no poner en juego sus intereses. Vasanis  ha sido  declarado inocente  tras 11 horas de juicio gracias a  la presión mediática del The New Yor Times y el resto de prensa Internacional que abrió  el foco sobre este asunto. 
Un caso significativo, por haberse producido en tiempo de recortes, que habla por sí mismo y que evidencia  los pactos de silencio con  la prensa,  es la adjudicación de la Generalitat  exclusivamente a los  periódicos con sede en Catalunya,  de 1,8 millones de euros a fondo perdido para gastar hasta finales del 2012. Los diarios elegidos han sido, La Vanguardia, El Periódico, El Punt Avui, y Ara. Es costumbre  que estas subvenciones Artur Más las destinen siempre a los mismos periódicos que se convierten en muros de contención si  el ciudadano denuncia  lo que se cuece en las grandes esferas e instituciones  de  esta Comunidad.













Esto lo hemos podido comprobar los estafados por las preferentes porque muchos de estos medios, La Vanguardia, El Periódico, TV3 etc han silenciado esta descomunal estafa y nunca han hecho acto de presencia en nuestras manifestaciones para informar que los ahorros de la tercera edad, sirvió como el primer rescate de los bancos. 
 Artur  Más dormirá  tranquilo hasta finales de año sobre lo que pueda  decir  la prensa de él  y de su partido. Posiblemente en el 2013  lanzará otra remesa  importante de fondos con destino a los mismos periódicos para seguir  conciliando el sueño. Ocultar la codicia y la falta de escrúpulos de los bancos es lo que le da acceso a conseguir préstamos millonarios,  préstamos que la mayoría de las veces no ha tenido que devolver porque los bancos se los ha condonado a cambio de otros favores. Es curioso que ningún otro sector privado reciba tan alegremente ayudas que no se justifican, estoy segura que esto no pasa en ningún otro país europeo.

Hace  unos veinte cuatro años viajaba bastante al extranjero por motivos de trabajo y a través de la prensa  Internacional,   me enteré que el Rey  era un gran conquistador. La noticia destapaba sus flirteos e infidelidades con la Reina y  el romance que al parecer mantenía  en aquel tiempo con la Princesa de Gales, Ladi Di. El reportaje se ilustraba con fotos  muy comprometidas entre ellos durante un crucero que de haber salido en periódicos nacionales (algo imposible por la falta de libertad de expresión) habrían  puesto al Rey en el punto de mira y escandalizado  a todos los españoles. Aquella noticia  me hizo pensar que para estar bien informado de lo que ocurría en España, había  que leer la prensa extranjera. Posiblemente los países de la UE  tengan que leer la nuestra  para informarse de lo que pasa  en los suyos.












La ocultación fomenta  la corrupción y  en esto gran parte de culpa la tiene la prensa y los medios  que en el entramado  de esta crisis han  faltado al derecho fundamental de una libre información  que  ha atrofiado  sus deberes éticos y profesionales, han dejado al ciudadano fuera de juego y  han puesto  en riesgo  la estabilidad democrática.
A los lectores les corresponde  seleccionar entre todas  y  leer  una prensa independiente, sin censura o interferencia  que verdaderamente  proteja sus derechos y   apoyarla  para evitar que languidezca o  desaparezca.

A la vista de lo que se cuece, entonar un “misere” por la prensa no vendría nada mal para pedir perdón por sus pecados “ porque si  no estamos atentos los medios nos harán odiar al oprimido y  amar al opresor”  ( Malcom X )  

Luisa Vicente Santiago

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada