lunes, 28 de octubre de 2013

Crónica Fiscalía 24 octubre


La verdad sobre la colocación de las preferentes sigue aflorando y cada día vemos más y más sentencias que lo dejan claro: ¡ FUE UNA ESTAFA!.

Para colocar las preferentes buscaron a los clientes más vulnerables. Es cierto que había gente de todas las edades pero todos tenían algo en común: eran los que más confiaban en sus directores, los que nunca les fallarían; por eso el engaño hace más daño: ¡PORQUE HA SIDO UNA TRAICIÓN!.

Pero lo que no sabían los fieles clientes era que estos empleados y directores se movían por bonificaciones y que el banco no era su amigo pues le estaba traicionando, malinformando, mintiendo, ocultando información….

Cada día salen más sentencias que apuntan y clarifican el punto anterior. El argumento con el que se ganan las sentencias es casi siempre el mismo:

“La información proporcionada a los clientes era inexacta e insuficiente para ponderar adecuadamente los riesgos que asumían, dando a entender que el dinero estaba asegurado y que se podía recuperar de forma inmediata. La judicatura entiende que la banca actuó sin la debida diligencia y pensando sólo en el propio interés, rehuyendo la obligación establecida por la normativa bancaria de actuar a partir de análisis cuidadoso del perfil y las necesidades de sus clientes”

Estos son los argumentos que se han utilizado en cuatro de las últimas sentencias de anulaciones de ventas de preferentes y subordinada de CX de los juzgados de 1ª instancia 27 y 42 de Barcelona.

La mala comercialización afecta pues a todas las edades, estudios, etc, dado que la falta de información se dio en todos los casos como se està comprobando con las sentencias, los clientes no fueron correctamente informados y ahora no vale tampoco el decir algo que se oye con frecuencia: “es que ni nosotros mismos sabíamos que iba a pasar esto”.

Lo sentimos mucho, si vendes “pescado” has de saber si está podrido, el producto no se nos ha podrido en casa, venia podrído y envenenado "de fàbrica", lo que pasa es que lo perfumaron y nos lo vendieron como fresco.

Ahora ese "pescado" se ha de devolver y si a alguien le ha hecho daño pagar daños y perjuicios...


Desde los principios, por allá el mes de febrero del 2012, Estafabanca se organizó y no ha dejado de luchar para dar a conocer la estafa, para explicar como fueron colocadas las preferentes, para señalar a los culpables y sobretodo para recuperar los ahorros, porque como decimos cada jueves en nuestras manifestaciones; “Estafabanca no se calla” .


“ Las preferentes, la estafa indecente”, se oye cada jueves por la tarde desde Pau Claris hasta llegar a la central de CX, pero no solo es indecente, hay muchos otros adjetivos con los que se podría calificar esta estafa: maquiavélica, planeada, traicionera…. Porque es una estafa que obedecía a un plan que fue perfectamente orquestado desde arriba y para el que necesitaron a unos colaboradores a los que adiestraron y convirtieron en auténticos robots con el chip de la mentira incorporado, con coraza y sonrisa permanente y sobretodo bien preparados para emitir el mismo mensaje que ya llevaban grabado en su memoria interna :

“ Sr. X tengo un producto estupendo para usted, nos lo quitan de las manos, hay una larga lista de espera pero como usted es un cliente preferente hemos pensado enseguida en usted.

Siempre podrá disponer del dinero, en 24 horas lo tendrá en la cuenta, cuando lo necesite solo tiene que avisarme…” fin del mensaje.


El cliente firmaba confiado y salía contento, le habían tratado como se merecía… como un cliente “preferente” y eso era porque siempre había sido fiel a la entidad, aquella que hacía obra social y aquella que había pensado en él para ofrecerle el mejor de sus productos: las preferentes…. Lo que no sabía es que se iba a casa con un producto tóxico, que le iría envenenando la sangre y que le llevaría a la ruina.

Algunos este proceso lo vivieron en soledad, otros se unieron en plataformas como Estafabanca que a día de hoy es una gran familia que sigue luchando cada jueves tarde por un objetivo: “recuperar lo que nunca nadie debió robarnos”.

Lo peor es comprobar que las instituciones de este país callan y con su silencio se convierten en cómplices de esta estafa, y la CNMV y el Banco de España nos han decepcionado tanto!!!!.

Texto: Nuria Escobedo
Fotos: Juan Pedro Cañadas




 







 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada